OBITUARIO: EN MEMORIA DE FERNANDO FERNÁNDEZ. EN MEMORIA DEL MAESTRO…

Vuelta de las vacaciones (relajadas, tranquilas, plenas de felicidad), vuelta a la realidad. A la cruda realidad.

Ya sé que estamos en septiembre pero nunca es tarde. El 10 de agosto falleció uno de mis maestros más admirados, Fernando Fernández. Mal año. Fernando fallece como también lo hizo el Oso de Tucumán, y Jose en tan extrañas circunstancias. ¡Qué asco de muerte!

Todos los medios historietísticos (no podía ser menos) recogieron la nota de la familia informando de su defunción. No aporto nada nuevo entonces, obviamente, salvo algo de gesto humano y de tierna pena y pesadumbre… 

De momento, que valga el sencillo homenaje:

Empecemos por el principio. De pequeño, como a muchos, me sobrecogieron las páginas de Drácula. La belleza de su trazo, el sentido pleno de las palabras adaptadas. Un ejemplo modélico sobre cómo elaborar la creación y abordar un clásico para darle la vuelta y, al mismo tiempo, todo su sentido. ¡Me fascinó! No es extraño que tratase de encarar un breve ensayo, ya entrado en años. Dos versiones del mismo por las circunstancias:

Una, la podéis encontrar en Tebeosfera, de cara al especial que coordiné sobre “La generación del compromiso”: http://www.tebeosfera.com/documentos/documentos/la_palabra_dada:_mecanismos_de_adaptacion_en_el_dracula_de_fernando_fernandez.html

(su versión en PDF: DRÁCULA FERNANDO FERNÁNDEZ).

La otra, una versión muy mejorada del mismo, en el número 78 de diálogos de la comunicación, coordinado por mi querida y añorada “hermana”, doña Laura Vazquez . El enlace aquí: http://www.dialogosfelafacs.net/revista/articulos-resultado.php?ed=78&id=104 (junto a su PDF: Diálogos-Fernando Fernández).

Sigamos. Luego, tomando como excusa la elaboración del ya mencionado especial “La generación del compromiso”, tuve la suerte de mantener con él varias y más que agradables charlas telefónicas. Fernando se implicó muchísimo en el proyecto. No sé. Vería la ilusión con lo que lo encaraba. Las ganas de hacer justicia y devolver a la palestra la presencia de figuras como él, gente que lo había dado todo por la historieta española y que habían sido apartados de manera tan burda por el medio mismo.

El entusiasmo se contagió. Fernando, ya enfermo, no sólo respondió a la extensa entrevista que le preparé (en algunas ocasiones supongo que se aburriría), nos facilitó datos capitales, puso su memoria a nuestro servicio, resolvió nuestros errores… Al margen nos facilitó tal cantidad de bocetos originales, que podéis ver reproducidos en la galería adjunta en el documento, que le dio a la entrevista una nueva dimensión. Aquí la tenéis: http://www.tebeosfera.com/documentos/documentos/camino_de_perfeccion_entrevista_con_fernando_fernandez.html. La versión en PDF, por supuesto: CAMINO DE PERFECCIÓN).

Descansa en paz, Fernando.

Autorretrato

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s