Entrevista con Cacho Mandrafina

Ayer, por fin acabó por publicarse en Tebeosfera la entrevista a Cacho. Un camino tortuoso, donde mi mala transcripción (que uno no es periodista) fue subsanada con el esfuerzo y la paciencia del maestro que durante mes y pico puso todo el empeño en su edición.

El resultado a la vista está…

Me siento muy orgulloso. Pero no de mi trabajo si no de haber conocido a Cacho y a Horacio. Tinta Nakuy fue muy especial. De repente llegas de Iguazú un viernes cualquiera después de haber recorrido los cielos argentos. Respiras un poco. Y César te dice que compartes habitación con uno de tus ídolos, con Horacio (podría haber dicho que dormí con Mort Cinder pero queda ¡muy mal! jajaja). Y uno alucina por la sencillez y la humildad en el trato.

Al día siguiente es cuando conozco al maestro Mandrafina. Horacio y yo vamos a desayunar por Tucumán (el resto de la tropa dormía repartida en el destierro). Nos sentamos en un sencillo café. Empezamos a hablar de historieta. Y de pronto, golpean en la ventana. Cacho nos había encontrado Él llegaba ese sábado y salió a dar una vuelta tras dejar las cosas en el hotel. Y nos encuentra de casualidad, de rebote. ¡Qué viva las meigas! Recuerdo esa conversación con mucho cariño: me hicieron sentir uno más. Poco importaba que apenas si nos conociéramos. O que no se supiera si era periodista, intento de historietista, o un gallego más que pasaba por allí. La historieta une el corazón de la gente. Algo bueno teníamos que tener a cambio de tantos rigores y penitencias.

A la semana de volver de Tucumán, aún fui más afortunado. Cacho tuvo el honor de recibirme en su casa- estudio. Fue una tarde linda. Cerrada. Horas antes emprendía con Dante el “Sol escondido”. Nos pusimos de acuerdo con la sinopsis. A eso de las siete, me recibía Cacho en su hogar. Una charla larga. Cerca de dos horas y media. Pero esa la grabada. La pautada. La que tenéis aquí. Junto a su esposa, que llegó mediada la charla, hablamos y hablamos de todo un poco. La vida. Lo típico. Merece la pena.

No me canso de repetirlo. Conocer a gente como Horacio y Cacho, maestros que no se cansan de aprender, hace más llevadero el camino.

Al grano. El enlace en la Tebeosfera: http://www.tebeosfera.com/documentos/documentos/vinetas_negras_mandrafina.html

Para quienes deseen guardar el documento, os lo adjunto en PDF: EntrevistaCachoMandrafina

 

Anuncios

5 pensamientos en “Entrevista con Cacho Mandrafina

  1. La verdad es que, si ya leer la entrevista es un lujo, no me puedo llegar a imaginar lo que es el hacerla… en vivo y en directo!

    Suerte tienes, fruto del bosque (mora… chiste malo).

    F

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s